Apple quiere “tus dineros”

El afán recaudatorio de Apple va más allá. Todos sabemos que cobra de más con cada aparatito que venden.

Con los últimos resultados financieros de la empresa de la manzanita, se ha vuelto a reafirmar que el iPhone es el producto estrella, pero no creáis que sus segundas fuentes de ingresos son los iPads o los Macs, ni mucho menos, es lo generado por las aplicaciones de su App Store.

El 30% de comisión se adhiere a las compras in-app y a las propinas

Google, al igual que Apple, se lleva el 30% de comisión por todas las ventas de aplicaciones y de las compras in-app. Hasta cierto punto es algo razonable, ya que ellos ponen a nuestra disposición el sistema operativo y la plataforma para que podamos descargarns aplicaciones, lo cual implica un grandísimo trabajo por parte del equipo de desarrollo de las empresas. Pero se ve que Apple no tiene suficiente con este porcentaje y ha decidido actualizar las condiciones del App Store y ahora han decidido ique las propinas a los desarrolladores (que son totalmente voluntarias) también están sujetas a esta comisión del 30%, por lo que si compramos una app en su tienda, Apple se queda el 30% del precio de esta y si, además, decidimos donarle una cantidad X al desarrollador porque nos ha gustado mucho su app, Apple se lleva otro 30% de la propina que le demos.

¿Soluciones?

Esto nos lleva a la conclusión de que a los desarrolladores les quedan tres opciones:

  1. Pagar las comisiones.
  2. Enfrentarse a Apple (suerte con ello, valiente)
  3. Retirar sus aplicaciones de la App Store.

Las propinas se han tratado siempre como lo que son: una simple muestra de agradecimiento por un trabajo bien hecho. Pero ya vemos que Apple quiere sacar tajada de esto y las va a incluir en las compras in-app.

Desde hace unos 3 años, hasta la fecha de hoy, se ha visto un incremento en número de aplicaciones en las distintas tiendas virtuales, así como incremento en número de usuarios. Al igual que se ha visto incrementado el precio o la a aparición de las “compras in-app“, hemos visto como las condiciones “evolucionaban“. Cualquier simple aplicación se está convirtiendo en un negocio, tanto es así, que los ingresos de Apple provenientes de la App Store crecieron un 40%.

¿Si fueras, o si eres, desarrollador de aplicaciones iOS aceptarías estas condiciones?

Entusiasta, pro-activa y amante de los animales.
Estudiante de Gestión económica y marketing, apasionada por la publicidad, la fotografía, la tecnología y la comunicación. Redactora en diversas webs.

Viajar-reír-soñar-escribir.

Siempre en constante aprendizaje.
Nunca te des por vencido, porque incluso habiendo perdido, ¡has ganado!

Entre Cádiz y Madrid.

Deja un comentario