APPoplejías: FaceApp

Internet es maravilloso. Esto es algo que siempre se ha dicho, porque igual que encuentras cosas tremendamente útiles, también te puedes encontrar auténticas porquerías de tamaños astronómicos.

Más recientemente, ese caldo de cultivo de mugre sin sentido ha logrado expandirse al mundo de los smartphones, concretamente, a las tiendas de aplicaciones correspondientes a cada sistema operativo, ya sea Android o iOS; en las que vemos que hay gente que no se corta un pelo a la hora de subir aplicaciones que son un verdadero sindios y un despropósito, con el agravante de que se acaban haciendo virales y tenemos a medio planeta flagelando al otro medio publicando la basura que generan estas apps en las redes sociales.

Es por ello que he decidido inaugurar una sección nueva a la que voy a llamar, de un modo muy cariñoso, “APPoplejías“.

Hoy, en APPoplejías: FaceApp

Si buscáis una app con la que ver como seríais con los dientes de otro o como luciría vuestro perfectamente cincelado careto dentro de 50 años tras haber perdido todo atisbo de dignidad, FaceApp es lo que buscáis.

Esta porquería digital es una de esas apps de fotografía que prometen resultados ultra-realistas en los que te calzan una sonrisa, arrugas, cara de bebé o rasgos femeninos sin importar si eres mujer, hombre o un molusco.

El tema es que no es la primera que se supone que hace eso, pero sí es la primera que al ver los resultados te quedas con cara de “WHAT THE FUCK!!??” pero aún así lo compartes con todo el mundo en Instagram, Twitter y Facebook porque es la app de moda de la que hablan los Youtubers e influencers más destacables, todos ellos eminencias reconocibles y jurado de los Premios Nobel (sarcasmo).

Bueno, no me voy a liar a contaros como funciona esta costra de app, porque me está entrando uriticaria por todo el cuerpo con solo pensarlo, pero básicamente es lo que os decía: podéis subir una foto de la galería en la que la app reconozca una cara (creo que funciona también con cefalópodos) o bien os hacéis un selfie y a partir de ahí sucede la magia. Os dejo un ejemplo práctico con mis rasgos de seductor de Hollywood (más sarcasmo).

Los diferentes modos vienen detallados en la parte inferior derecha del slider de las fotos.

Tras ver semejante truño de retoques ¿os parece normal que haya gente a la que le divierta compartir semejante ponzoña en las redes sociales? Porque lo que es a mi, me está dando vergüenza solo de verlas en mi blog. Fijaos bien en las de las sonrisas, son más falsas que 1 euro de queso, por no hablar de la de viejo, que parezco Sylvester Stallone tras pasar 9 años en Chernobyl (en serio, si voy a envejecer así, que alguien me sacrifique en nombre de Odín). Y el remate son la de bebé, que parezco Justin Bieber recauchutado en botox o la de mujer, que es el acabose.

En fin, como podéis ver, FaceApp es uno de los nuevos males que amenaza al mundo tal y como lo conocemos ahora. Si los smartphones fueran conscientes de sí mismos y del uso que hacemos de ellos, se rebelarían contra nosotros y crearían terminators con toda la razón del mundo.

Para rematar el asunto, nos encontramos con que para quitarle la publicidad hay que cascar ni más ni menos que 4’59 euros ¿¿EN SERIO?? Con esa pasta me tomo tres pintas de cerveza en mi bar de confianza.

No esperéis que os deje el enlace para descargarla, paso.

PD: para los que no sepáis lo que es una apoplejía, sabed que se trata de un síndrome neurológico de aparición brusca que comporta la suspensión de la actividad cerebral y un cierto grado de parálisis muscular; es debido a un trastorno vascular del cerebro, como una embolia, una hemorragia o una trombosis. Básicamente, lo que le pasa a mucha gente cuando este tipo de apps se hacen virales.

Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

Deja un comentario