Cyanogen concluirá sus servicios el 31 de diciembre

CyanogenMod… Que recuerdos me vienen a la cabeza al oír este nombre. Me trae de vuelta a 2011 y 2012, cuando rooteaba y flasheaba todo smartphone que pasaba por mis manos y solía flashear con alguna ROM de Cyanogen o bien en una basada en CyanogenMod.

Con el tiempo, fui dejando de lado las custom ROMs debido a que las stock ROMs de las marcas iban mejorando cada vez más y también por falta de tiempo para ponerme a ello. Sin embargo, para muchos usuarios que han cambiado de dispositivo con menos frecuencia que yo, las ROMs de Cyanogen siempre han sido una forma fantástica de mantener sus veteranos smartphones actualizados, o al menos de conseguir la versión más reciente soportada por su móvil.

La verdad es que la noticia me fastidia un poco, pero a tenor de como le estaban saliendo las cosas a la empresa y el ritmo que llevaban de publicación de ROMs, era cuestión de tiempo que esto pasara.

Como parte de la consolidación de Cyanogen, todos los servicios y Nightly Builds soportadas por Cyanogen dejarán de tener soporte el 31 de diciembre de 2016. El proyecto open source y el código fuente seguirán estando disponibles para quienes quieran desarrollar builds de CyanogenMod a título personal.

Con este breve comunicado de prensa, Cyanogen a dado a conocer al mundo el cese de su actividad y del soporte a las ROMs existentes. Aunque esto no significa que el equipo de Cyanogen se vaya al paro, ni mucho menos. Poco después de lanzar este comunicado, la empresa confirmaba que el sucesor de Cyanogen lo encontraríamos en LineageOS, un nuevo proyecto que ya cuenta con su propio repositorio en GitHub, aunque aún no sabemos quien está detrás de LineageOS ni sus objetivos a corto y medio plazo. Igualmente, podéis localizar a LineageOS en su propia web, Facebook, Twitter y Google+.

El tema es que, más allá de lo que nos pueda gustar o no que desaparezca Cyanogen a nivel de usuario, sí es cierto que podría tener repercusiones a nivel de empresa, puesto que no hay que olvidar que Cyanogen llegó a tener acuerdos con varias empresas para desarrollar e implementar ROMs específicas de serie para ciertos terminales.

Entre ellos, uno de los más sonados fue el Oppo N1 Cyanogen Edition. A este le siguió el célebre OnePlus One, con cuyo fabricante mantuvieron una buena relación hasta que la cosa se lió entre OnePlus y MicroMax (India). Tras estos casos, les sucedieron marcas como YU, ZUK, WileyFox o la española BQ, todos ellos con mínimo un terminal operado por una ROM de Cyanogen en su catálogo, llegando algunos a tener 4 o 5 modelos.

El futuro de estos terminales tiene dos salidas posibles. En el peor de los escenarios a contemplar, podrías tener un teléfono de una de las marcas que no cuenta con equipo de desarrollo propio, por lo cual, tu móvil se irá quedando obsoleto poco a poco, a menos que encuentres alguna ROM compatible en XDA-developers o webs similares.

Aquí es donde un usuario Wilefox se ha llevado un jarro de agua fría cuando la empresa le ha dicho que tienen intención de actualizar los móviles a Android 7.0, aunque de momento iba a estar complicado.

En el mejor de los casos, podrías tener un OnePlus One o un BQ, empresas con equipo de desarrollo propio, con lo que tus opciones son:

  • Dejarlo como está y que se quede viejuno.
  • Descargarte la ROM nativa del fabricante basada en la útima versión de Android y flashearla tú mismo.

En el caso del OnePlus One, la solución que ofrece la marca es bajarse la ROM de OxygenOS desarrollada por la empresa y flashearla a mano.

Lo mismo sucede con BQ, que ya ha confirmado que están trabajando en una ROM propia basada en Android 7.0 para el BQ Aquaris X5 Cyanogen Edition.

Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

Deja un comentario