¿Por qué está decayendo la popularidad de Pokémon GO?

En el momento de su lanzamiento, Pokémon GO, fue todo un fenómeno viral que se extendió como la pólvora, copando así titulares de prensa y corriendo de boca en boca cual si fuera un rumor del rellano de tu edificio.

Sin embargo, no todo lo que reluce es oro. La popularidad de Pokémon GO ha caído bastante desde su lanzamiento, que fue el 6 de julio de este mismo año. Desde entonces, el popular juego había logrado hacerse con 45 millones de usuarios llegado el 21 de julio, apenas 15 días. Pero a partir de ahí empezó el declive de Pokémon Go, un declive que parece que no va a cesar a menos que Niantic empiece a lanzar rápidamente los cambios de los que llevan ya algunas semanas hablando.

Perdiendo usuarios por millones

De todas maneras, para que eso pase aún queda un tiempo y las cifras de Pokémon GO siguen cayendo. Durante el mes de agosto ha perdido a más de 12 millones de usuarios, lo que su ritmo de descargas ha frenado en seco y a que la gente que aún tiene el juego instalado apenas entran y cuando lo hacen invierten muy poco tiempo.

Usuarios activos de Pokémon GO
Usuarios activos de Pokémon GO

¿Qué ha causado esta pérdida de interés?

Pero ¿a qué se debe que semejante fenómeno se deshinche tan rápido? No hay que rascar demasiado para averiguar las razones por las que Pokémon GO ya no despierta interés entre los usuarios.

Cabe destacar que el área de la realidad aumentada siempre ha sido un gran desconocido para muchos, a lo que hay que añadir que lo que más llama a la atención a los usuarios es la realidad virtual, más aún desde el lanzamiento de dispositivos como las Oculus Rift, las Samsung Gear VR para móviles o, más recientemente, las HTC Vive. Si observamos el gráfico que sigue, veremos (en azul) que la realidad virtual siempre ha despertado más interés entre el público, mientras que la realidad aumentada (en rojo), sistema en el que se basa Pokémon GO, siempre ha ido por detrás, incluso en el momento del lanzamiento del juego, en el que podemos ver que alcanza su mayor pico.

realidad-virtual-vs-realidad-aumentada

No obstante, no hace falta hilar demasiado fino para saber cuales son los verdaderos motivos del abandono del juego por parte de 12 millones de usuarios. Preguntando por la calle, mirando en foros de usuarios y comentarios en publicaciones de blogs o de canales de YouTube encontramos las respuestas, que se podrían resumir en los siguientes puntos:

1. Falta de opciones

Salvo caminar, asaltar gimnasios, saquear Pokeparadas y dar caramelitos a los Pokémon, poco más se puede hacer en el juego. El juego es repetitivo y aburrido hasta el aborrecimiento, además de que el sistema de combate no es exactamente lo que la gente se esperaba.

2. La captura de Pokémons

De entrada, en el juego se supone que tenemos disponibles para capturar todos los Pokémon de la región de Kanto, que son un total de 151. A estos hay que restarles Articuno, Zapdos, Moltres, Mew, Mewtwo y Ditto; lo que nos deja con 145 Pokémon para capturar (algunos casi imposibles de encontrar), labor que resulta muy frustrante para aquellos jugadores que viven lejos de núcleos urbanos por la ausencia de Pokeparadas, de gimnasios y, por lo tanto, de Pokémons en general.

3. Los jugadores chetados

Se armó un buen revuelo cuando Niantic empezó a bloquear cuentas de jugadores hace unas semanas debido a que estaban haciendo uso de versiones modificadas del juego original para poder subir de nivel más rápidamente. También hay hacks que permiten falsear nuestra geolocalización y hacerle creer al servidor que estamos en Nueva York, en Tokio o en la cima del Everest, lo que nos facilitará capturar Pokémon que no abunden en nuestra zona de residencia o hacernos con gimnasios de otras zonas sin tener que ir físicamente hasta allí. Incluso hay bots que engañan al servidor y al GPS haciéndole creer que caminamos, lo que ayuda a eclosionar huevos de la suerte.

Por desgracia, estos jugadores han logrado arruinar por completo la experiencia de juego de otros usuarios que intentan jugar y subir de nivel de manera legal.

4. Tener que andar más que un penitente

En este apartado podemos contemplar un par de versiones. Por un lado tenemos a los vagos que no tienen ni la más mínima gana de mover un músculo, mientras que por otra parte están aquellos que, por circunstancias laborales (o de otra índole), no pueden pasarse el día recorriendo las calles de su ciudad en busca de Pokémon o tratando de eclosionar huevos de la suerte. Este tipo de gente, cuando tiene tiempo, creedme que no lo van a invertir en esto. Ni en broma.

5. La gente que se ha subido al carro del hype

Otro de los motivos por los que el juego está empezando a perder usuarios son los posturetas de turno. Sí, esos que no tienen ni idea de lo que es Pokémon y ni les interesa, pero que como todo el mundo habla de ello, cogen y se bajan el juego. ¿Qué pasa? Pues que al cabo de unos días o semanas se aburren o lo dejan estar porque no entienden nada. Estos se siguen considerando usuarios de la app, ya que su cuenta sigue existiendo, pero al no acceder al juego, no cuentan como usuarios activos.

Como no se pongan las pilas…

Niantic podría tener problemas gordos en lo que a volumen de usuarios se refiere si no lanzan antes de que acabe el año una actualización interesante que frene esta pérdida y que ayude a captar nuevos jugadores. Además de eso, cabe recordar que detrás de Pokémon está Nintendo, empresa que recuperó temporalmente la sonrisa cuando vio como se disparaba su cotización en bolsa el día del lanzamiento del juego, aunque la alegría le duró más bien poco, puesto que poco después las cosas volvían a su cauce y para Nintendo eso no es algo precisamente bueno.

El tema es que como no se pongan las pilas, no solo se juega el fracaso Niantic, sino que se lo está jugando Nintendo, pero de un modo mucho más arriesgado, puesto que como comentaba antes, la situación de Nintendo es delicada y Pokémon GO es uno de los últimos cartuchos que le quedaba por disparar.

 

Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

Deja un comentario