Las ventas del iPhone X muy lejos de las expectativas

Hoy traemos malas noticias, malas noticias para los de Cupertino al menos. La demanda de iPhone X no cubre las previsiones y es más baja de lo esperado. Y no creo que extrañe a nadie.

Las cifras de ventas del iPhone X no cumplen con lo esperado

Los proveedores de componentes que nutren a los de la manzana ya dijeron hace apenas unas semanas que los pedidos por parte de Apple estaban siendo muy inferiores a los prometidos en su primer acuerdo, lo que significa, que no están vendiendo tantos terminales como esperaban.

De hecho, los ingresos de Catcher, el fabricante del chasis, han caído en más de un 10% y los de General Interface Solutions, el fabricante de los paneles táctiles, más de un 15% durante el pasado mes de noviembre.

Además, los proveedores sospechan que Apple reducirá más los pedidos durante el 2018.

Uno de los analistas de Wall Street, Karl Ackerman ha concretado que los usuarios prefieren quedarse con su iPhone 7 o 7 Plus en vez de cambiarse al iPhone 8 o al iPhone X, lo que aún ha influido más en las ventas de los nuevos modelos.

Lo más probable es que sea porque el salto cualitativo entre el iPhone 7 y el iPhone 8 no es suficiente, y parece que Apple se vino muy arriba al superar la barrera de los mil euros con su nuevo terminal.

Todo esto sumado a la gran diversidad de terminales con Android con unos precios mucho más competitivos y unos terminales de una óptima calidad, hacen que las ventas del nuevo X no fuesen, ni por asomo, las esperadas.

Pese a esto, Apple se mantiene positiva y espera que las ventas de iPhone se mantengan, pues en el último trimestre de este año van ya por los 79 millones de unidades vendidos, aunque también hay que decir, que el iPhone X no es el responsable de esta cifra, sino más bien los modelos anteriores.

Y eso que los de Cupertino presumieron de los resultados financieros del iPhone X el día que salió, diciendo que las demandas de su nuevo terminal estaban por las nubes, y que tendrían que muchos usuarios tendrían que esperar hasta diciembre para recibir su nuevo terminal.

Todo esto sumado al “solapamiento” de los terminales entre iPhone X y 8, han hecho que las ventas de la compañía decayeran y que estos no cumplan sus objetivos.

Administrador de sistemas, redes y programador web. Colaborador de smartphonesworld.es. Geek, Freak y todo lo que acaba en K. Amante de la tecnología, los libros, la música y los videojuegos. Correctamente Inpolítico.

Deja un comentario