El Microsoft Surface Phone aplaza su lanzamiento

Microsoft sigue dándole vueltas a su proyecto del Surface Phone, un smartphone diseñado y desarrollado por la empresa de Redmond y con Windows 10 integrado en su sistema, tal y como han hecho anteriormente con sus conocidas tablets Surface.

El Surface Phone sigue adelante

El proyecto no hace más que retrasarse, no sabíamos si se debía a que la cuota de mercado de los Windows Phone es baja y cada vez baja más o si es por cuestiones de hardware, puesto que el sistema operativo de Microsoft no brilla por su ligereza y requiere de unas especificaciones importantes para moverse con fluidez.

El tema es que, a raíz de una reciente filtración, hemos podido ver que el Surface Phone sigue vivo y coleando, aunque ha visto su fecha de lanzamiento retrasada de nuevo, pero está en camino, de eso no cabe duda alguna.

No obstante, el terminal llamado a encabezar el catálogo de móviles de Microsoft podría retrasarse hasta 2.017, año en el que el procesador Qualcomm Snapdragon 830 estará disponible, siendo este chipset el elegido por la empresa para ser quien comande al Surface Phone y que será presentado por Qualcomm a finales de este mismo año.

¿Por qué esperar tanto?

El Snapdragon 830 será la punta de la lanza de Qualcomm para el 2.017 y el que se pondría a la altura del Samsung Exynos 8890, la bestia que opera dentro del Samsung Galaxy S7 y con la que el Snapdragon 820 no ha podido rivalizar.

De este SoC de 64 bits aún no sabemos el número de núcleos que portará, pero lo que sí se sabe es que serán Kryo 200 y que se construirán haciendo uso de la tecnología de 10 nanómetros FinFET. Del mismo modo, la GPU también se actualiza y tendremos a nuestra disposición la Adreno 540.

Entre otras bondades, el Snapdragon 830 nos ofrecerá grabación de vídeo 4K y 2K hasta 60 fps y la conectividad se verá seriamente potenciada gracias a un modem X16, lo que se traduce en LTE de categoría 16 o lo que es lo mismo, velocidades de descarga de hasta 980 Mbps. Este modem se hizo público hace ya unos meses y también trae consigo la tecnología WiFi MIMO 4×4.

Si os digo la verdad, apostaría seriamente a que será el procesador que veamos en los próximos modelos de gama alta de Samsung, LG, HTC o Sony, por lo que es comprensible que Microsoft recurra a esta CPU, la necesidad de hacerle frente a los buques insiginia de Android empieza a ser acuciante y si le sumamos la versatilidad de un sistema como Windows 10 (siempre y cuando se presente como en las tablets Surface) a la potencia que puede ofrecer este chipset, podría ser que Microsoft hubiera dado con la clave para mantener a flote su división de móviles y hacerla crecer, porque podría postularse como una herramienta de trabajo muy buena y acabar cubriendo el hueco que dejó BlackBerry.

Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

Deja un comentario