#MWC15: o lo que pudo haber sido y no fue

El MWC 2.015 llegó a su fin el pasado jueves y la sensación que dejó fue la de un evento insípido en el que nadie brilló demasiado, salvo contadas excepciones.

En lo referente a las grandes marcas, se esperaban ver ciertos cambios en sus catálogos y lo que nos hemos encontrado han sido fabricantes que han presentado por enésima vez el mismo dispositivo y otros que se han pasado de la raya con los cambios.

Samsung

Los surcoreanos necesitaban dar un vuelco en la línea de diseño de su buque insignia. Aportar nuevos materiales y un retoque en la forma eran asignaturas pendientes. Pese a las filtraciones previas al Unpacked, aún se conservaban esperanzas de que el fabricante siguiera la estela que inició con el Galaxy Alpha, Note 4 y Note Edge, es decir, marco de aluminio muy bien terminado con tapa trasera de policarbonato con distintos acabados, siendo esta combinación algo que gustó mucho. No obstante y a pesar de que los cambios son buenos, hay que saber dosificarlos y tras años de defender el uso de materiales plásticos, Samsung ha querido dar el manotazo en la mesa presentando un Galaxy S6 acabado con un marco de aluminio y parte trasera de cristal, rematándolo con láminas de aspecto metalizado muy brillantes.

20150303_094317

Veamos, no digo que esté mal, pero este acabado presenta varios inconvenientes:

  • Huellas, muchas huellas, huellas everywhere: La parte trasera de cristal es un imán para las huellas dactilares.
  • Resbaladizo: el acabado pulido y fino del S6 no favorece para nada el óptimo agarre del dispositivo, haciendo que parezca una pastilla de jabón, lo que nos lleva al siguiente punto.
  • Fragilidad: dos de los terminales más característicos terminados en cristal y aluminio, son los iPhone 4/4S y los Sony Xperia Z. No sé cuantos he visto ya con la parte de atrás totalmente quebrada por haberse caído al suelo. El Galaxy S6 no va a ser menos, lo que me lleva a plantearme porqué gastarse una pasta en un móvil que se te va a hacer polvo al más mínimo golpe.

Además, luego están los colores. En los dos modelos, Galaxy S6 y S6 Edge, existen tres colores comunes, blanco, negro y dorado, y dos específicos de cada modelo, siendo el azul para el S6 y el verde para el Edge. El blanco y el negro ya sabemos que son estándares en esta industria y gustan a todo el mundo, más aún teniendo en cuenta que el blanco del S6 tiene efecto perla. Pero, el azul se me antoja demasiado chillón y poco serio para un terminal que pretende ser tan elegante. Asimismo, encuentro que el verde del Edge es muy apagado y un tanto feucho.

Por otra parte, y a pesar del excelentísimo rendimiento del hardware del S6 en sus dos variantes, encuentro que el Edge está mal aprovechado. Veamos, yo soy usuario de un Note Edge, en el cual, la pantalla curva del lateral es configurable con distintos paneles en los que podemos introducir distintas cosas. Sin embargo, en el S6, esos paneles sólo aparecen en la pantalla de bloqueo, cuando vamos a la pantalla principal tan sólo podemos acceder a un par de funciones que distan mucho de tener la utilidad que tiene la pantalla del Note Edge.

Mención especial a la falta de tacto del insípido evento de presentación en el que las continuas alusiones a Apple y al iPhone 6 desmerecieron mucho al producto presentado por Samsung.

Resumiendo, Samsung, con un S6 de pantalla normal, el acabado del Alpha o del Note 4 y los tres colores comunes, la cosa hubiera quedado mucho mejor… Desde mi punto de vista, claro, porque a veces, menos es más.

HTC

Plateado con marco oro rosa

HTC ofreció una rueda de prensa limitada a unos pocos medios en la que presentaron por tercera vez el mismo terminal, es decir, el HTC One M9 se nos antoja a todos un “más de lo mismo“, pero levemente mejorado.

Está bien querer hacer de una línea de diseño tu imagen corporativa, pero de ahí a repetir por tercera vez el mismo diseño de arriba a abajo, ya es pasarse un poco.

Por otra parte, por fin se han dado cuenta de que eso del UltraPixel no convence y se han rendido a la evidencia, incluyendo una única cámara trasera de 20 Mpx y dejando su queridísimo UltraPixel para la frontal.

Obviando las mejoras de hardware del dispositivo, que tan sólo pasan por un nuevo procesador, el software de HTC empieza a oler a refrito. Un cambio en el diseño de la interfaz de usuario no le vendría mal a los taiwaneses si quieren empezar a estar a la altura de sus competidores, que ya le sacan ventaja en este terreno… Excepto Sony, que llevan igual desde el Xperia Z.

No hay que olvidar que HTC también presentó las gafas de realidad virtual Vive, que si bien presentan algunos aspectos innovadores con respecto a otras como las Gear VR de Samsung, siguen pareciéndome un producto cuasi innecesario y con un nicho de mercado muy reducido.

Un cosa que me gustó bastante, a pesar de no ser muy fan de este tipo de accesorios, es la pulsera inteligente Grip. Me gustó el diseño de la pulsera y el acabado de la misma, siendo discreta y muy funcional, con el añadido de ser compatible con cualquier smartphone Android y con iOS.

Sony

Sony-Xperia-Z4-Tablet (15)Los japoneses decepcionaron y aliviaron al mismo tiempo. Me explico. Se presentaron con una nueva tablet de 10″ con pantalla QHD y procesador Snapdragon 810, junto con un smartphone de gama media que no ha llamado demasiado la atención, cuando lo que esperábamos era ver el Xperia Z4. Digo que esperábamos verlo porque la dinámica de Sony era la de presentar un flagship cada 6 meses, lo cual nos redirige a esperar al IFA 2.015 de Berlín.

Esto no hace más que poner de manifiesto la delicada situación que la marca está atravesando en su división de telefonía móvil y las dificultades que tiene para enfrentarse a otras marcas, pese a las buenas cifras de ventas que tiene en nuestro país y al reciente crecimiento que ha experimentado en su país de origen.

A Sony le vendría bien un lavado de cara en sus Xperia Z, tanto a nivel de diseño del terminal (que me sigue pareciendo de lo más correcto), como a nivel de software (esa interfaz de usuario empieza a cansar un poquito).

LG

20150302_190559Esta marca llegó al MWC sin hacer demasiado ruido y aportando como única novedad un reloj que ya habían presentado, el G Watch Urbane, el cual me parece de lo mejorcito que hay en wearables desde el punto de vista del diseño.

Aparte de eso, también traían su nueva gama media, conformada por los LG Magna, Sprint, Leon y Joy, sin olvidarnos del LG G Flex 2, cuya únicas mejoras pasan por aumento de procesador, mejor pantalla y ligero re-diseño del terminal.

Según parece el G4 tendrá que esperar a algún evento independiente de la marca en los meses venideros, pero sí que se puede decir que LG está haciendo un trabajo bastante decente en todas sus gamas, aunque siguen sin contar con el beneplácito del gran público en la gama alta a pesar de que el G3 es un señor smartphone.

Huawei

Huawei MediaPad X2_Plateado3Una de las sorpresas del MWC la dio el fabricante chino Huawei. Presentaron un smartwatch que ha gustado a todos, muy en la línea del G Watch Urbane, el Huawei Watch es un reloj inteligente con un diseño elegantísimo, muy fino y sobradamente competitivo.

Un dato curioso con respecto a Huawei es que durante su rueda de prensa no mencionaron en ningún momento el phablet (que parece más una tablet) MediaPad X2 y su potentísimo procesador Kirin 930 de ocho núcleos y 64 bits. Un auténtico bestiajo que va a dar de que hablar, ya no por este dispositivo en concreto, pero como la marca siga en esta línea de trabajo, muchos de los grandes fabricantes se pueden echar a temblar.

iMasD

Placa-base-clickarm-imasd (2) (Copiar)La empresa valenciana, a pesar de estar en los reducidos cubículos del pabellón España, ha montado cierto revuelo, puesto que con ellos se llevaron los primeros prototipos del proyecto ClickARM. No se trataba de tablets ya montadas, pero sí de las placas base de este proyecto de dispositivos modulares, sobre las cuales, los responsables de la empresa nos explicaban las muchas posibilidades que ofrece este desarrollo.

Además de esto, también andaba por ahí la gente de PuzzlePhone, una empresa afincada en Finlandia y fundada por españoles con un desarrollo de smartphone modular extremadamente sencillo, en el que iMasD ha puesto su grano de arena trasladando la tecnología de ClickARM a un teléfono.

Conclusiones

Este MWC no ha sido el de las grandes marcas. Han destacado más los pequeños fabricantes y sobre todo, los fabricantes de componentes como SunPartner Technologies (Francia) y su cristal fotovoltaico para pantallas de smartphone o Crucialtec (Corea del Sur) y sus pantallas biométricas.

Bajo mi punto de vista y el de otros compañeros de otros medios, el MWC 2.015 ha sido un evento bastante descafeinado y con una gran falta de innovación en muchos niveles, cuyo uno de los mayores atractivos ha sido el de andar recavando pins de Android por los stands de los fabricantes.

 

 

Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

Deja un comentario