#MWC16: toma de contacto con Doogee

Una de las mejores cosas que se puede hacer en un evento como el MWC es darse un paseo por los pabellones en los que se sitúan pequeñas marcas de telefonía y de accesorios, lo cual nos sirve para descubrir nuevas marcas emergentes o siemplemente productos de lo más curioso.

El martes, Leo, uno de los colegas con los que suelo venir al MWC, nos comentó que andaban por el MWC las representantes de la marca Doogee, de la cual yo ya había oído hablar hace algún tiempo pero no les había prestado demasiada atención.

Fuimos a hablar con las representantes y nos presentaron unos cuantos terminales en los que se ven diseños bastante atractivos y una especial atención a la autonomía del dispositivo, puesto que la mayoría de ellos equipan baterías de capacidades bastante elevadas, como es el caso del Doogee T6, un smartphone con pantalla de 5.5″ HD, procesador MediaTek MTK6735 de 4 núcleos, con 2 GB de RAM, 16 GB de alamacenamiento interno, cámaras de 8 Mpx (detrás) y 2 Mpx (delante) y Android 5.1 Lollipop; unas características relativamente buenas para un usuario básico que busca un smartphone con una gran pantalla y que la batería aguante lo más posible. En el caso del T6, hay una batería de 6.250 mAh que hace que aguante 3 días de uso normal y 39 días en espera.

Además de esto, gracias a la tecnología OTG, el Doogee T6 también soportará conexiones con teclados y ratones o servirnos para cargar otro teléfono como si de una batería externa se tratase.

Otro de los modelos que nos enseñaron fue el Doogee F7, un smartphone de mayor potencia que el anterior y con una línea de diseño mucho más agraciada y que se adapta mejor a las líneas actuales seguidas por otras marcas mucho más conocidas.

De hecho, el F7 cuenta con dos variantes, una es la normal que equipa un procesador de 10 núcleos, 3 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento interno, pantalla IPS de 5.5″ Full HD, cámara trasera de 16 Mpx, cámara frontal de 8 Mpx, batería de 3.600 mAh con carga rápida, 4G y Android 6.0.

La otra versión es el F7 Pro, con el mismo procesador, pero con 4 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento, cámara trasera de 21 Mpx, cámara delantera de 13 Mpx, pantalla IPS de 5.7″ FullHD y batería de 4.000 mAh con carga rápida, con el añadido de contar con un puerto USB Tipo-C y lector de huellas dactilares en el dorso. Estas dos últimas características son comunes a las dos versiones.

El Doogee Y300 es un modelo un poco más humilde en cuanto a especificaciones, haciendo uso de un procesador MediaTek de 4 núcleos, 2 GB de RAM, 32 GB de ROM, cámaras de 13 Mpx (sensor de Sony) y 5 Mpx, pantalla de 5″ HD, batería de 2.200 mAh y Android 6.0.

Pero lo más llamativo del Y300 es su aspecto. En ambos lados del móvil tenemos cristal Gorilla Glass 2.5D puesto sobre un marco de aluminio de sección semicircular que lo hace muy agradable al tacto. Otro dato llamativo son los 5’3 mm de grosor del teléfono, lo que hace que sea muy cómodo de llevar en cualquier tipo de bolsillo.

También nos enseñaron unos cuantos modelos más pero que, lamentablemente, en nuestro país no cuentan con mercado suficiente. Uno de ellos, el Titans T3 (abajo), un móvil con aspecto premium acabado en cuero y metal, muy similar a los famosos Vertu.

Lo mejor de todo es que estos smartphones se pueden adquirir por precios que rondan los 200 euros, lo cual está bastante bien.

Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

Deja un comentario