#MWC17: toma de contacto con el Innjoo Pro2

Durante estos días del MWC17, he aprovechado para visitar algunas marcas amigas de este blog para ir a saludar a los RRPPs, que me inviten a un necesario café y, de paso, ver si me dejaban algún producto para manosear unos días. En este caso tenemos a Innjoo, que han venido cargados de teléfonos nuevos que saldrán a la venta en un mes aproximadamente.

Uno de los que más atención acaparaba es el Innjoo Pro2, el que será uno de los modelos punteros de la gama alta de la marca.

Innjoo Pro2: apuntando alto

Aviso: a partir de aquí os hablo de experiencia personal en base al prototipo que he utilizado estos días, por lo que podrían haber diferencias con el modelo final.

Parece ser que la marca tiene prisa por abrirse hueco en el mercado, puesto que no se lo han pensado dos veces antes de equipar este dispositivo.

El Innjoo Pro2 está totalmente construido en aluminio y es un conjunto muy sólido y fiable, miediendo 56’05 mm x 75’88 mm x 9’0 mm y con un peso de 195 gramos, un poco elevado para las dimensiones que presenta, pero todo tiene un porque y lo veremos más adelante.

La especificación protagonista es la memoria RAM, haciendo uso de un total de 6 GB de tipo DDR4, lo que hace que el teléfono no se quede corto de recursos en ningún momento. El chipset se cierra con el procesador MediaTek MT6757 de ocho núcleos a 2’3 GHz, junto a una GPU Mali-T880 MP2 a 900 MHz y 64 GB de almacenamiento interno ampliables con MicroSD hasta 256 GB.

En la cámara también se apoya bastante la marca, puesto que tenemos un sensor de 16 Mpx con auto-enfoque por detección de fase, con un rango focal bastante amplio que nos permite disparar fotos con un pronunciado efecto de profundidad y con mucho detalle.

Otro punto bueno es que Innjoo ya está empezando a adoptar la resolución FullHD como estándar para sus modelos de más altos de gama, tal y como es el caso del Pro2, que hace uso de un panel IPS con la citada resolución y una densidad de 441 ppp, todo ello rematado con un cristal 2.5D.

En el apartado energético, tenemos una batería de 4.000 mAh alimentando al equipo, la cual me ha dado una autonomía muy buena, llegando a estirar durante los dos días que lo he utilizado. Cuenta con carga rápida por medio del conector USB Tipo-C que incorpora el teléfono y es la razón principal del sobrepeso del teléfono, como os comentaba antes.

Pero no hay que olvidar que también cuenta con conectividad LTE, WiFi, Bluetooth y un sensor de huellas dactilares muy rápido que nos permitirá desbloquear la pantalla en tan solo 0’25 segundos.

Apunta alto, pero…

Como os decía, el teléfono apunta maneras y rinde muy bien, no obstante, cuenta con un importante handicap: bloatware.

Los smartphones de Innjoo ven su experiencia de usuario manchada por la implementación del pack de aplicaciones de Cheetah Mobile, creadores de apps tan célebremente infames como CleanMaster, la cual se supone que debería mejorar el rendimiento de los móviles, pero no hace más que inflarnos a publicidad.

Todas estas apps, aparte de ocupar una cantidad importante de almacenamiento interno, también son un coladero de publicidad innecesaria que acaban por empobrecer la experiencia de usuario y, por ende, desmerecer un producto como el Innjoo Pro2.

De todos modos, la versión que he utilizado es un prototipo para exposición y como ya os decía, podría variar con respecto a la versión final.

 

Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

Deja un comentario