REVIEW: Asus ZenPad 10 (Z300M)

Hoy os traigo otra tablet. En este caso tenemos la Asus ZenPad 10, tablet que cuenta con dos variantes. La primera que vimos en Youtube era la variante Z300C con procesador de Intel, no obstante, el modelo que os traigo hoy es el Z300M, el cual equipa un procesador de MediaTek que, para mi gusto, es bastante más resultón que el Intel Atom del otro modelo.

Review completa en vídeo en la cabecera del post.

Asus ZenPad 10 (Z300M): una tablet para el usuario medio

Esta versión de la ZenPad 10 monta un procesador MediaTek MT8163 de 64 bits con cuatro núcleos, que viene a ser la principal y única diferencia con respecto al modelo Z300C. Por lo demás, ambos modelos comparten especificaciones, como la GPU Mali-450 MP4, los 2 GB de memoria RAM y, en el caso de la unidad que he probado, 16 GB de almacenamiento interno, existiendo también una de 32 GB que, en cualquier caso, podremos ampliar con tarjetas MicroSD de hasta 64 GB.

Hardware

El conjunto me ha dado un rendimiento muy bueno para el uso que he hecho de la tablet que consiste, básicamente, en multimedia (YouTube, ver películas y series en Netflix o desde la memoria interna y reproducir música desde Google Play Music), navegar por Internet (Chrome, redes sociales, etc…) y algunos juegos como Narcos: Cartel Wars o Mini Racing.

En ningún momento se me ha trabado o me ha presentado latencia alguna. La ZenPad 10 responde muy bien en todo momento y a eso hay que sumarle que ofrece una pantalla IPS de 10″ con resolución WXGA (1.280 x 800) que, sin llegar a ser Full HD, ofrece una definición razonable y una paleta de colores bastante buena, con un contraste y brillo muy bien equilibrados. De todos modos, se echa en falta una resolución más alta para poder disfrutar de los vídeos en toda su calidad.

La batería de 4.680 mAh me ha dado una autonomía de unas 10 horas de uso reproduciendo vídeo en streaming y con el brillo al 75%. De todos modos, siempre se puede estirar un poco más gracias a los aportes de software de Asus, entre los cuales encontramos un gestor de ahorro de batería que nos permitirá decidir como queremos que la tablet gestione los recursos en aras de aumentar la autonomía a costa de un rendimiento y conectividad limitada o bien hacer uso de toda la potencia que da el hardware en detrimento de la autonomía de la batería.

Un punto muy destacable de esta tablet, al igual que de muchos otros productos de la marca, son los dos altavoces Sonic Master que se ocultan tras una ranura ubicada en el borde del marco superior frontal. Estos altavoces dan un sonido potente y bien definido, muy bueno si tenemos en cuenta que son altavoces pequeños. Además de esto, cuentan con mejoras de sonido por software como DTS HD Premium y DTS Headphone X (para los auriculares).

Software

En el apartado del software, la ZenPad 10 hace uso de Android 6.0 Marshmallow con la interfaz de usuario de Asus conocida como ZenUI. Esta interfaz personalizada, como todas las de su tipo, tiene sus puntos positivos y sus puntos negativos.

Lo que más me gusta de ZenUI es la cantidad de herramientas de gestión que aporta. El gestor de ahorro de batería que mencionaba antes es una de ellas, pero también tenemos una para controlar la temperatura de color de la pantalla para que esta de un tono más cálido o más frío, según como nos convenga o guste más. También tenemos un administrador de inicio automático con el que podremos determinar que apps se pueden ejecutar automáticamente en 2º plano y cuales no. Por otra parte está el asistente de audio, el cual nos dará control sobre la calidad del sonido, pudiendo usar ajustes pre-establecidos o configurarlo manualmente a nuestro gusto.

Sin embargo, a pesar de las cosas buenas que tiene, ZenUI también la veo sobrecargada de software que me resulta innecesario, como la app Dr. Booster, lo que viene a ser una especie de Clean Master, que promete optimizar los recursos del dispositivo pero la realidad está lejos de ahí, ya que este tipo de apps no hacen nada realmente útil.

Diseño y construcción

Las tablets de Asus siempre han contado con diseños bastante reconocibles y en este modelo es algo que salta a la vista.

La casi totalidad de la parte trasera de policarbonato está rematada con un acabado rugoso similar al cuero, salvo la franja inferior y el marco que rodea a la parte trasera, que está acabado con pintura metalizada. El frontal es totalmente liso, salvo por la ranura de superior de los altavoces que os mencionaba antes y lo constituye un cristal Gorilla Glass con tratamiento antihuellas.

Aún siendo un dispositivo construido en materiales plásticos, el cuerpo es muy rígido y compacto, apenas tiene 7’9 mm de grosor y su peso está situado en los 490 gramos.

Conclusiones

La Asus ZenPad 10 no es, ni mucho menos, la tablet más potente del mercado, pero sí es una opción muy a tener en cuenta para aquellos usuarios que busquen un dispositivo equilibrado, con prestaciones decentes, buena autonomía y a buen precio.

Como decía al principio, este modelo de Asus me ha funcionado de maravilla durante el tiempo que la llevo usando y no me da problema alguno, a lo que debo añadir que lo único que echo en falta es un poco más de resolución de pantalla.

Fotos

 

Asus ZenPad 10 Z300M

182'89€
Asus ZenPad 10 Z300M
72

Diseño

7/10

    Rendimiento

    7/10

      Autonomía

      8/10

        Cámara

        5/10

          Precio

          9/10

            Pros

            • Rendimiento óptimo
            • Autonomía
            • Sonido
            • Precio

            Cons

            • Resolución de pantalla
            • Interfaz cargada
            Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

            Deja un comentario