REVIEW: Innjoo Max 3 Pro LTE

Innjoo es una marca de la que ya os he hablado en varias ocasiones, habiendo reseñado ya varios modelos de la empresa. Para hoy os traigo la review del Innjoo Max 3 Pro LTE, un phablet en toda regla con unas características bastante buenas, aunque con puntos mejorables.

Como siempre, para los que seáis menos propensos a la lectura, en el encabezado del post tenéis la review en vídeo.

Innjoo Max 3 Pro LTE: características

Debido a mi mala costumbre costumbre como usuario de los Galaxy Note de Samsung, tiendo a dar por sentado que un smartphone de gran tamaño es un smartphone de altísimo rendimiento y lo cierto es que con el Innjoo Max 3 Pro LTE no llega a ser del todo cierto, lo cual no significa que el teléfono sea un pedrusco incapaz de ejecutar nada, pero sí que nos da datos de rendimiento al contradictorios. Pero antes de contaros el porqué, repasemos el hardware.

Hardware

El Innjoo Max 3 Pro LTE hace uso de un procesador MediaTex MT6735P Cortex A53 de 64 bits con cuatro núcleos a 1 GHz que se combina con una GPU ARM Mali-T720MP, 3 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento interno ampliables por medio de tarjetas MiscroSD.

La frecuencia de reloj del procesador me llamó muchísimo la atención al ver que era de tan solo 1 GHz, acostumbrado a cifras de 2, 2’25 o 2’5 GHz de otros modelos, ver este dato me dejó un poco frío. Sin embargo, me quedé más frío aún cuando al instalar el Marvel Future Fight vi que se trababa muchísimo. Al Innjoo Max 3 Pro LTE le cuesta la vida mover este juego, se engancha contínuamente y la verdad es que esto frustra un poco. Más tarde probé con el nuevo Asphalt Extreme, la última entrega de la saga Asphalt que siempre se ha caracterizado por tener unos gráficos bastante elaborados, y nuevamente me di de morros contra la pared al ver tampoco terminaba de ir bien del todo. Ante esto, opté por un juego menos pretencioso y descargué el Asphalt Nitro, una versión bastante diluida del Asphalt 8: Airborne. En este caso, aunque se podía jugar con cierta fluidez, parece que le falten unos cuantos fotogramas por segundo, pero no es nada que impida jugar una partida completa.

En cualquier caso, por curiosidad, descargué la aplicación Epic Citadel de Unreal y que hace uso del motor gráfico Unreal Engine. En esta app lo que tenemos es un poblado medieval en el que nos podemos desplazar y observar las bondades gráficas de este motor gráfico. Aparte del desplazamiento manual, la app dispone de un modo benchmark en el que el desplazamiento se hace de manera automática y nos va dando cifras de los FPS en tiempo real, para al final aportar una valoración del rendimiento del teléfono. Curiosamente, en este benchmark, el Innjoo Max 3 Pro LTE se porta bastante bien, mostrando una fluidez bastante buena en todo momento, tan solo empañada por una leve falta de FPS. Podéis ver una comparativa del rendimiento de esta app en el Innjoo Max 3 Pro LTE frente al LG G5 en la videoreview que encabeza el post.

Eso sí, no vayáis a creer que el teléfono siempre rinde así. Si nos remitimos al uso puramente cotidiano de aplicaciones de redes sociales, navegación por Internet, correo electrónico y similares, el móvil rinde de maravilla, permitiendo un uso bastante eficiente de la multitarea y sin dar problema alguno. Igualmente, si sois de los que jugáis a cosas como Clahs Royale, Candy Crush y juegos similares, este móvil cumple más que de sobra para este tipo de juegos.

Dejando a un lado el rendimiento, nos vamos a uno de los apartados más reseñables del teléfono: su enorme pantalla. El Innjoo Max 3 Pro LTE monta un panel IPS de 6″ con una resolución de 1280 x 720 (HD), una densidad de 320 ppp y rematada por un cristal 2.5D. Esta pantalla ofrece un brillo altísimo, lo que hará que en condiciones de luz ambiental alta o con exposición directa al sol podamos ver sin problema lo que tenemos en pantalla. Asimismo, el color y el contraste están bastante bien equilibrados, aunque adolece de un ángulo de visión no demasiado amplio, haciendo que al cambiar de ángulo el dispositivo se aprecie una cierta distorsión de los colores. Por otra parte, un punto que encuentro mejorable, para mi gusto, es la propia resolución. Pienso que en una pantalla tan grande, lo adecuado sería disponer de una resolución FullHD para así disfrutar mejor de los contenidos.

En cuanto a las cámaras, el Innjoo Max 3 Pro LTE hace uso de un sensor trasero de 13 Mpx con un factor de apertura f/2.2 con un doble LED a modo de flash, auto-enfoque y una lente que nos otorga 75º de campo de visión. La interfaz de la cámara es más bien sencilla, aunque suficiente para hacer casi cualquier tipo de foto. Un dato muy bueno de la cámara trasera es que dispone de un rango focal bastante amplio, permitiéndonos hacer fotos en macro a distancias muy cortas, incluso inferiores a móviles de gamas más altas. La cámara delantera monta un sensor de 8 Mpx con auto-enfoque y detección de caras hasta un máximo de 15 caras.

En el apartado de la conectividad, el Innjoo Max 3 Pro LTE, como su nombre indica, hace uso de redes móviles LTE o 4G, así como de 3G, 2G, GSM, WiFi 802.11b/g/n , Bluetooth 4.0, conector MicroUSB, conector jack de 3’5 mm para auriculares, soporte para DualSIM y lector de huellas dactilares trasero. Aquí quisiera hacer un inciso al respecto del lector de huellas que, curiosamente, es algo más lento que el del Innjoo 2, el cual resulta ser casi inmediato, incluso con la pantalla apgada. En el Innjoo Max 3 Pro LTE el lector se toma algo más de tiempo para activar el teléfono. Con la pantalla apagada pasan casi dos segundos desde que ponemos el dedo hasta que desbloquea el terminal. Con la pantalla encendida lo hace en poco menos de un segundo.

Otro punto muy fuerte en el que se apoya este modelo es la batería de 4.000 mAh que alimenta a todo el conjunto, otorgándole una autonomía de dos días con uso moderado y sin hacer uso juegos. Su única pega es que no dispone de carga rápida, por lo que llevar semejante batería a su capacidad máxima de carga nos puede llevar un par de horas tranquilamente.

Software

El Innjoo Max 3 Pro LTE viene con Android 5.1 Lollipop corriendo por su circuitería y, a diferencia de los modelos anteriormente reseñados de la marca, dispone de otro tipo de interfaz de usuario.

Curiosamente, este modelo sí dispone de botón de cajón aplicaciones, cosa que no tienen los otros modelos de la marca, los cuales hacen uso de una interfaz más parecida a la de Huawei, por ejemplo. En el caso del Innjoo Max 3 Pro LTE, la experiencia de usuario se aproxima más a la de Android nativo, aunque con una iconografía distinta y peligrosamente parecida a la de los iPhone. Con respecto al resto de aspectos de la interfaz, su diseño es el nativo de Android, salvo por algunos añadidos de la marca en el menú de ajustes, como el apartado de la configuración huellas que, al pulsarlo, nos redirige a lo que parece una app embebida en el sistema y cuya interfaz está totalmente en inglés, un pequeño handicap para aquellos que no estén familiarizados con este idioma.

A pesar de que esta interfaz me gusta más que la de los modelos anteriores, también es cierto que cuenta con lastres bastante gordos como una cantidad importante de bloatware que empobrece la experiencia de uso. Trae una gran cantidad de apps de terceros pre-instaladas y que, a su vez, llevan un sinfín de publicidad consigo. Por suerte, se pueden desinstalar todas, a excepción del teclado TouchPal, app que no deja de soltarnos publicidad emergente en la pantalla principal y sin venir a cuento.

Para resolver esto, me instalé SwiftKey, que es el teclado que suelo utilizar y, a través del administrador de aplicaciones, deshabilité TouchPal que, además de la innecesaria publicidad que lanza, también está pidiendo actualizaciones día sí y día no.

Diseño y construcción

El diseño del Innjoo Max 3 Pro LTE es uno de los puntos que más me gusta del teléfono. Echaba en falta un móvil de esas dimensiones, con una proporción pantalla/frontal tan buena y con una construcción tan rígida. El cuerpo entero está acabado en aluminio, salvo las zonas superior e inferior de la parte trasera, que se han rematado en plástico para evitar bloquear la señal de las antenas. El teléfono es muy agradable al tacto, sin presencia de esquinas vivas y la construcción, como decía, es muy sólida, transmitiendo una gran sensación de fiabilidad. Vamos, que si nos sentamos encima no se nos quedará plegado cual taco mexicano.

Conclusiones

El Innjoo Max 3 Pro LTE es un phablet al uso, con puntos mejorables, como el rendimiento y la resolución de la pantalla y detalles por pulir, como la eliminación de las apps de terceros que viene ya por defecto. Sin embargo, es un smartphone perfecto para aquellos que andan buscando una gran pantalla con una buena autonomía y capacidad suficiente para gestionar las apps de uso diario como Facebook, Twitter, WhatsApp, Instagram, Chrome, GMail (u otros clientes de correo) y similares, sin tener que donar un riñón para poder pagar el coste del terminal, puesto que podéis echarle el guante por menos de 170 euros, un precio de risa para un terminal como este.

Galería de imágenes

Innjoo Max 3 Pro LTE

Innjoo Max 3 Pro LTE
7.7

Diseño

8/10

    Rendimiento

    6/10

      Autonomía

      9/10

        Cámara

        7/10

          Precio

          10/10

            Pros

            • Pantalla grande
            • Autonomía
            • Construcción sólida
            • Diseño

            Cons

            • Precio
            • Resolución de pantalla
            • Rendimiento mejorable
            • Sin carga rápida
            Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

            Deja un comentario