REVIEW: Nokia Lumia 620

Nokia y Windows Phone

A Nokia le ha venido como agua de mayo su acuerdo con Microsoft, recordemos que el fabricante finlandés se había hundido con todo el equipo al tratar de mantener Symbian a flote frente a dos bestias como iOS y Android, que no hacían más que crecer y devorar el mercado que Nokia había dominado durante tanto tiempo. Ante esta situación, una quiebra en vistas e incesantes EREs ejecutados a su plantilla, Nokia se sentó a negociar con Microsoft, los cuales tenían un nuevo sistema operativo móvil que no terminaba de despegar debido a la mala fama cosechada por Windows Mobile. Nokia pensó que Microsoft le sacaría del agujero en el que se había metido y Microsoft pensó que Nokia recuperaría rápidamente el prestigio y ese tirón comercial que tuvieron en su día. Por desgracia para ambos, al tiempo que acertaban, se equivocaban. Los Lumia, portadores por excelencia de WP, están tardando mucho en despegar aunque su paso es firme y ascendente, pero hacerle frente al iPhone y fabricantes como Samsung es una pelea que, o te la tomas con calma y mucha cabeza o sales de ahí inflado a palos por los cuatro costados. Por lo menos, parece que Nokia ha optado por meterse en esa guerra de un modo muy sensato y abriéndose hueco de a pocos y, como dice José Mota, al merme… Venga al merme, venga al merme.

Desde que Microsoft inició sus andaduras con Nokia, son varios los modelos que han salido, todos ellos con cifras de venta muy discretas, no obstante, su tienda de aplicaciones, MarketPlace, va creciendo poco a poco y eso es un indicador de que WP goza de una salud relativamente buena, aunque no de la fuerza suficiente para enfrentarse a otras plataformas operativas. Sea como sea, desde mi punto de vista, WP se perfila como la alternativa perfecta para quienes quieran un smartphone sin complicaciones.

Nokia Lumia 620

El Nokia Lumia 620 es el smartphone con WP más económico que se puede adquirir a día de hoy, por lo que nadie debe confundirse, no se trata de un dispositivo con un rendimiento espectacular, pero tampoco lo necesita, pues la función básica y pricipal de este Lumia, como dije antes, es la de ser un smartphone con sus servicios básicos y con un sistema operativo bastante intuitivo.

Por razones obvias, como usuario de Android que soy, en un pricipio me sentí bastante frustrado con este Lumia. Las opciones de personalización rozan la inexistencia y algunas de mis aplicaciones favoritas no están presentes en WP, aunque es cuestión de tiempo. Pero a medida que uno va haciendo uso de él, vas olvidándote de esas locuras de personalización y te maravillas ante la absurda sencillez de su interfaz. Es simple, efectiva, visual, limpia e intuitiva a más no poder. Gracias a eso, ya te da igual todo, lo puedes manejar con los ojos cerrados. Tu menú principal son dos columnas de aplicaciones mostradas en cuadrados con scroll vertical, los cuales puedes re-ordenar a tu antojo. Como decía, simple hasta el punto que te da igual personalizarlo o no.

Hardware

El Lumia 620 de Nokia viene equipado con un procesador Qualcomm Snapdragon S4 Plus de doble núcleo a 1 Ghz, con 512 Mb de memoria RAM y 8 Gb de almacenamiento interno, ampliable con tarjetas microSD de hasta 64 Gb. A priori puede parecer poca cosa, pero para el uso que se hace de un dispositivo de entrada, sobra por todas partes, ya que mueve WP con suma fluidez y no se atasca en ningún momento.

En el aspecto multimedia, este Nokia monta una pantalla ClearBlack TFT de 3.8″, cuya resolución es de 480 x 800 píxeles. Junto a esto tenemos un cámara trasera de 5 Mpx con Flash-LED y una cámara frontal de resolución VGA.

La batería que alimenta todo esto tiene una capacidad de carga de 1.300 mAh y aguanta bastante bien haciendo un uso moderado del dispositivo.

Software

Como ya he comentado, el sistema operativo de este Lumia (igual que todos los demás) es Windows Phone 8. Se trata de una plataforma sumamente intuitiva y funcional. No permite las ingentes opciones de personalización de Android o no ofrece la experiencia de usuario de iOS, pero es un sistema perfecto para gente no iniciada en la materia y que tampoco quiere complicarse la vida con opciones.

Al igual que sucede en Android, se requiere de una cuenta de correo del desarrollador para poder activar estos dispositivos. Si bien los Android se activan con cuentas de Gmail, los WP se activan con cuentas de Microsoft (@msn, @hotmail o @outlook). Una vez hecho esto, ya tenemos pleno acceso a todas las opciones que ofrece el teléfono.

Otro punto a favor de los WP, es la integración de los servicios de Microsoft, como por ejemplo el de Xbox, gracias al que podemos acceder a nuestros datos de jugador y contactar con nuestros contactos de la red de Xbox. Además de tener Office totalmente integrado y gracias al cual podemos visualizar y editar documentos de todo tipo (Word, Excel, PowerPoint, Acces…) que estén en nuestro dispositivo, en SkyDrive o en nuestro correo electrónico.

Por otra parte, ofrece algunas aplicaciones nativas, propias de los Nokia, ya que se basan en servicios desarrollados por el fabricante, tales como HERE Maps (el equivalente a Google Maps), HERE Transit (aplicación que nos permite planificar viajes u obtener información sobre transportes públicos cercanos a nuestra ubicación), HERE Drive (la aplicación de GPS de Nokia, considerada como una de las mejores) o HERE City Lens (aplicación de realidad aumentada al estilo Layar que nos servirá para localizar puntos de interés mirando a nuestro alrededor a través de la cámara y dándonos la ubicación exacta de cada sitio).

Un detalle que me gustó mucho es cómo se integran las cuentas de redes sociales como Facebook y Twitter con la agenda y la lista de contactos.

Diseño y construcción

Y aquí llegamos al punto en el que más cojea este Lumia 620. Si bien el sistema operativo me parece bastante práctico, visual e intuitivo, con un diseño de interfaz que se me hace atractivo, el diseño del teléfono es nefasto. Visto de frente es otro smartphone más, sin embargo, al girarlo vemos que es demasiado gordo para lo pequeño que es, a demás de ser de colores chillones que hacen que pase de gama baja a hortera. La unidad que he recibido es de un amarillo verdoso con aspiraciones a moco, chillón, lo que realza aún más lo tosca que es la parte trasera, la cual podemos levantar para acceder a la batería y a la SIM.

Aunque se trate de un dispositivo de gama baja, creo que sigue valiendo la pena esforzarse un poco en hacerlo atractivo, a no confundir con llamativo (que ya lo es), y más a tenor de diseños como el del Lumia 925, que si bien es cierto que es sencillo, también se le ve elaborado y sobrio.

Conclusión

Como he dicho, el Lumia 620 es un dispositivo perfecto para gente que quiere un smartphone sin demasiadas complicaciones o para aquellos que no se lleven bien con la tecnología, ya que su interfaz es muy visual e intuitiva, lo que la hace muy “amigable”. Sin embargo, no lo podemos comparar a sus equivalentes en Android (ya que en iOS sólo hay iPhone y es gama alta) debido a que, es una forma distinta de plantear y ofrecer lo mismo que ofrecen otros.

Mientras unos optan por libertad de configuración, personalización y rendimiento, Nokia y WP apuestan por sencillez, integración de servicios y unificación entre ordenador, tablet y smartphone, área en la que Apple es pionera, Microsoft le sigue los pasos y Android aún está lejos de tener esa unificación nativa, a pesar de la cantidad de aplicaciones que nos facilitan esa tarea, pero sin poder ofrecer esa sensación que transmiten Apple y MS.

Galería de fotos

Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

Deja un comentario