REVIEW: Samsung Galaxy Note 3 + Samsung Galaxy Gear

Como usuario del Galaxy Note 2 que he sido durante cerca de un año, pensaba que Samsung lo tendría difícil para mejorar este dispositivo. El diseño era muy convincente, el S-Pen lleva la experiencia de uso a otro nivel, la interfaz y suite de aplicaciones adaptas al S-Pen eran sencillamente geniales, la pantalla era una delicia y la autonomía de la batería muy buena. Por estos motivos y alguno que me dejo en el tintero, llegué al Samsung Unpacked (que tuvo lugar durante el IFA de Berlín) un tanto escéptico y esperaba encontrarme con un “más de lo mismo” revisited.

Pero nada más lejos de la realidad. Samsung volvió a hacerlo. El Galaxy Note 3 es una auténtica delicia. Mejora (y mucho) el diseño del Note 2, aumenta prestaciones y la experiencia de uso también se ha visto afectada positivamente.

Hardware

El Galaxy Note 3 es una bestia parda que equipa un procesador Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2’3 GHz, con 3 GB de memoria RAM y 32/64 GB de almacenamiento interno. Este hardware hace que el Note 3 vaya como alma que lleva el diablo. No se engancha en ningún momento y funciona siempre con muchísima fluidez.

La pantalla Super AMOLED Full HD de 5.7″ es una auténtica maravilla, pero el hecho de ser de tipo Pen Tile, le resta un poco de definición con respecto a la pantalla IPS del LG G2, aunque también es cierto que no es algo apreciable por un usuario medio que no está acostumbrado a manejar smartphones distintos cada día como los que andamos metidos en esto.

Por otra parte, la cámara de 13 Mpx BSI hace unas fotos muy buenas, aunque con poca iluminación ambiental no es tan destacable como la del Sony Xperia Z1, pero sus modos de disparo son muy efectivos, concretamente el HDR, que da unos resultados muy buenos disparando a contraluz. Además de sacar fotos muy buenas, también ofrece la posibilidad de grabar vídeos en resolución 2K, todo un puntazo. También dispone de modos de grabación a cámara superlenta y cámara rápida.

La batería ha aumentado en proporción al aumento del hardware y de la pantalla, pasando de los 3.100 mAh del Note 2 a los actuales 3.200 mAh. Esto le da una autonomía excelente al Galaxy Note 3, si lo comparamos a otros smartphones del mercado.

Software

La ROM que opera en este nuevo Note está basada en Android 4.3 y trae superpuesta la capa de personalización TouchWiz de Samsung. La cual va mejorando por en cada revisión que le hacen.

Además de los cambios estéticos que ya se observaron en el Galaxy S4, como la barra de notificaciones transparente con los iconos blanquecinos, o la redistribución del menú de ajustes, uno de los cambios más significativos que observamos es cuando desacoplamos el S-Pen del teléfono. En el Note 2, se creaba una nueva pantalla de inicio en la que parecían opciones de creación de archivos con el S-Pen. En el Note 3, al realizar esta acción, en vez de una pantalla, nos aparece un menú de acciones con distribución circular, llamado Comando Air, en el que encontraremos las siguientes opciones:

  • Action Memo: es una especie de Post-It en el que podremos hacer anotaciones rápidas.
  • Scrap Booker: ejecuta la aplicación Scrap Book de Samsung, la cual nos permite crear una especie de libro de recortes y anotaciones.
  • Escritura Pantalla: realizará una captura de pantalla y acto seguido abrirá el editor de imágenes para que podamos modificar dicha captura, ya sea recontándola o pintando con el S-Pen sobre ella o escribiendo.
  • S Finder: es un buscador que nos mostrará resultados de nuestra búsqueda allá donde las encuentre. Para esto, busca en nuestro listado de aplicaciones, e-mails, SMS, contactos, Internet, menús del teléfono, etc.
  • Pen Window: con esto podremos dibujar un recuadro en cualquier pantalla en la que estemos y elegir una aplicación de las disponibles (calculadora, reloj, Youtube, teléfono, contactos, ChatOn, Hangouts, Whatsapp e Internet) para que se ejecute dentro de una ventana del tamaño del recuadro que hemos dibujado.

El Comando Air no sólo podemos acceder a él al sacar el S-Pen de su hueco, también podremos activarlo con tan sólo mantener la punta del lápiz a unos milímetros de la pantalla y pulsar el botón que tiene el S-Pen.

Aparte de estas, al S-Pen se le pueden asignar otras funciones como por ejemplo gestos (dibujos) que nos darían acceso directo a ciertas aplicaciones o funciones del teléfono.

Diseño y construcción

El Galaxy Note 3, no se parece en nada a su predecesor a excepción de su gran tamaño. En este caso, nos encontramos con un Note de líneas más rectas, con un acabado más serio. Este diseño se aproxima bastante al del Galaxy S4 en lo que a la base se refiere, ya que la parte trasera, aunque sigue siendo policarbonato, se le ha dado un acabado “soft” replicando la textura del cuero, lo cual hace que parezca algo menos técnico que el modelo anterior y dé la sensación de ser más personal.

Otra cosa que llama la atención es que el Note 3, apenas es un milímetro más alto que el Note 2, pero también es algo más estrecho. También es más ligerno y algo más delgado que el Note 2. De hecho, al ponerlos uno junto al otro, el Note 2 parece algo tosco comparado al modelo nuevo.

Un detalle curioso es que es el primer teléfono que veo con un conector USB 3.0, por lo que su velocidad de carga de la batería es bastante alta y si disponemos de una de estas conexiones en el ordenador, al transferir datos de uno al otro, también lo notaremos considerablemente.

Galaxy Note 3 + Galaxy Gear

El Note 3 se presentó conjuntamente con el Galaxy Gear, un smartwatch dispuesto a abrirse hueco en un sector del mercado que todavía no ha empezado a arrancar del todo debido a que sigue siendo un mero accesorio. A pesar de eso, el Galaxy Gear es un smartwatch muy bien diseñado, tiene un aspecto más refinado y menos llamativo que el Sony Smartwatch, además de ser de dimensiones más reducidas y menos aparatoso.

Este reloj se conecta al Note 3 por Bluetooth y el enlace entre ellos se realiza por NFC. Para poder sincronizarlos adecuadamente tendremos que descargar desde Samsung Apps la aplicación Samsung Galaxy Gear Manager, gracias a la que podremos elegir el aspecto de nuestro reloj (analógico, digital, con clima, calendario…), instalar aplicaciones, localizar nuestro Gear haciéndolo sonar y gestionar las aplicaciones de las que queremos recibir notificaciones en el Gear.

El punto que más ha llamado la atención del Gear es el hecho de llevar una cámara de 2 Mpx incorporado en su correa, gracias a la cual podremos sacar fotos sin necesidad de sacar el móvil. Una vez hecha la foto, esta se irá directa al almacenamiento interno del Note 3. Asimismo, también podemos grabar vídeos en resoñución HD (720p) de 15 segundos de duración.

La mayor utilidad del Gear es poder leer las notificaciones que recibe nuestro teléfono. Correos, SMS, WhatsApp, Hangouts, Instagram… Podemos configurar el Gear para ver cualquier notificación que nos llegue, lo cual es muy práctico si nos pilla en una situación en la que no podamos usar nuestro móvil.

Algo que me ha encantado es el hecho de que tenga micrófono incorporado y un altavoz en el cierre de la correa, de modo que podemos atender llamadas entrantes. También podremos realizar llamadas gracias a que desde el Gear podemos acceder a nuestra lista de contactos

Conclusión

El Galaxy Note 3 me ha sorprendido mucho. El rediseño que ha experimentado está perfecto y las modificaciones de la interfaz han sido también muy buenas, aunque hay que reconocer que el aumento de sus prestaciones en hardware, vienen marcadas en gran medida por esta interfaz que, como es habitual en las TouchWiz, va muy cargada de soluciones y apps nativas y puede llegar a sobrecargar la memoria RAM del teléfono. En el caso del Note 3, a pesar de sus 3 GB de RAM, hay momentos en los que podemos ver cómo en reposo tenemos el 80% de la RAM ocupada por procesos de la interfaz. Por suerte, la gestión de RAM del teléfono es bastante eficiente y evita que se nos sature o se quede enganchado.

El Galaxy Gear me ha gustado, aunque sigo viéndolo como un mero capricho y no le veo utilidad en mi día a día. El diseño está muy bien, he de decir que los smartwatch siempre me han parecido feos y este es el primero al que le veo cierto atractivo, y no es incómodo de llevar. También es muy discreto, no da la nota como otros modelos y lo de las notificaciones y ver las llamadas entrantes, es práctico por si no queremos perder tiempo.

Review en vídeo

Galería de imágenes

Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

Deja un comentario