REVIEW: Samsung Galaxy S7 Edge

Por fin la tenemos aquí. La review del Samsung Galaxy S7 Edge, el que para mi es el mejor smartphone en lo que llevamos de 2016 y en el que Samsung ha corregido los errores de la gama Galaxy S6, convirtiendo al S7 en la elección más lógica por todo aquel que esté dispuesto a soltar unos 700 euros (aprox) o se quiera liar la manta a la cabeza y meterse en una permanencia de 2 años con su teleoperador de confianza.

Hardware del Samsung Galaxy S7 Edge

Procesamiento

El hardware del Samsung Galaxy S7 Edge viene comandado por la bestia conocida como Exynos 8890, un procesador de 64 bits firmado por Samsung con 8 núcleos y que rinde a 2’3 GHz, al que se le suma la potente GPU Mali T880 MP12 y 4 GB de memoria RAM DDR4, para cerrarse con una memoria de almacenamiento interno de 32 GB de tipo UFS 2.0, cuya velocidad de lectura y escritura la convierte en la memoria interna más rápida del mercado, y que podremos ampliar por medio de tarjetas MicroSD de hasta 200 GB (gracias por recuperar esto, Samsung).

Este conjunto hace que el Galaxy S7 Edge vaya como un auténtico misil, moviendo sin esfuerzo alguno cualquier aplicación o juego por más que mandemos procesos a segundo plano. En el mes y poco que lo he tenido en pruebas no me ha dado ni el más mínimo atisbo de ralentización ni de latencia. La gestión de procesos es más que eficiente y su rendimiento es excelente en todo momento sin que ello revierta en un aumento drástico de temperatura del equipo, lo que deriva en severas pérdidas de rendimiento y en un incremento del consumo de la batería. Esto es posible gracias al sistema de refrigeración líquida desarrollado por la marca e implementado, por primera vez, en el Galaxy S7.

Para que lo entendías mejor, en la siguiente imagen podéis ver una comparación de construcciones entre el Galaxy S6 y el Galaxy S7:

S7cooling_0310

Por si os parece muy complicado, en la imagen nos explican que el Galaxy S7 cuenta con un disipador cuyo diámetro es de  0’4 mm, el que según Samsung es el más delgado del mercado, lo que ayuda a que el dispositivo no engorde excesivamente y se quede en 7’7 mm de espesor.

Samsing-Galaxy-S7-refrigeracion-liquida-1La estructura de la malla metálica es muy porosa y presenta una gran fuerza capilar. El calor se disipa gracias a los cambios en las fases del agua que se haya en el interior del tubo, el cual absorbe el calor producido por el SoC del dispositivo y hace que el agua pase a ser vapor. Este vapor, se reconduce a las zonas más frías del disipador, donde, por la bajada de temperatura, se condensa y vuelve a estado líquido, disipando así el calor de manera uniforme.

Aunque este proceso de disipación no se limita exclusivamente a cuestiones de hardware, ya que el departamento responsable del desarrollo del software de Samsung ha creado un algoritmo inteligente que se encarga de mantener el dispositivo lo más frío posible.

Pantalla

El Galaxy S7 Edge monta una pantalla SuperAMOLED de 5.5″ con una resolución 2K (2.560 x 1.440) y una densidad de 640 ppp. Esta pantalla tiene unos niveles de brillo muy buenos, además de que en modo automático da un plus de brillo cuando está expuesta a la luz del sol, haciendo que no perdamos visibilidad.

Samsung-Galaxy-S7-Edge-Review (13)Además de esto, la gama cromática de la pantalla y su fidelidad a los colores es altísima, haciendo que sea la mejor pantalla AMOLED hasta la fecha, lo que unido a su resolución y densidad, da como resultado un pantalla de altísima precisión y definición.

Cámaras

En este apartado, Samsung ha tirado la casa por la ventana, ya que el Galaxy S7 es el primer smartphone del mercado en ofrecer una cámara con un apertura de f/1.7, la más alta vista en un móvil hasta la fecha. La resolución ha bajado de los 16 Mpx del Galaxy S6 a 12 Mpx, aunque se ha implementado la tecnología DualPixel en compensación, lo que ayuda al Galaxy S7 a llevarse el título del smartphone con el auto-enfoque más rápido del mundo. Aquí debo deciros que, a día de hoy, sigo sin salir de mi asombro con esta característica, es increíblemente rápido y eficiente.

Cabe destacar que la cámara trasera hace fotos muy buenas en condiciones de poca iluminación ambiental, con una velocidad de enfoque y disparo sin igual hasta la fecha, aunque con una fuerte presencia de ruido debido a la sensibilidad ISO. De todos modos, esto se puede compensar si utilizamos el Modo Pro, que nos permite ajustar manualmente algunos parámetros como el tiempo de exposición, eso sí, necesitaremos un trípode si no queremos que salga movida la imagen.

Mención especial a la profundidad de campo que ofrece y a su rango focal, que ofrece resultados muy próximos (salvando las distancias) a los que podemos ver en una cámara reflex, haciendo que podamos disparar fotos con primeros términos muy bien definidos y con un desenfoque de fondo muy pronunciado, lo que da una sensación de profundidad muy alta, como podréis ver en las siguientes fotos.

A eso hay que añadirle su estabilizador óptico de imagen que, aunque no es tan efectivo como el que equipan los LG de gama alta más recientes, hace un buen trabajo y es muy resultón.

En la parte delantera nos encontramos con un sensor de 5 Mpx con la misma apertura que el trasero y al que se le ha implementado una lente algo más curva para así poder tener un campo de visión más amplio y poder meter a más gente en nuestros selfies.

En cuanto a la grabación de vídeos, disponemos de un rango de resoluciones bastante amplio, llegando a grabar en UHD (4K) a 30 fps, pasando por grabaciones a cámara superlenta que podemos editar a posteriori.

Sonido

Para sorpresa mía, el altavoz que hay ubicado en la parte inferior del marco del Galaxy S7 ofrece un sonido realmente bueno. Sin llegar a la calidad de los altavoces del HTC One M8 (por citar un ejemplo destacable), pero el altavoz del S7 ofrece unos graves bastante bien realzados y unos agudos que no chirrían en el oído, como es el caso de otros modelos competidores. Esto tiene bastante mérito si tenemos en cuenta que apenas dispone de caja de resonancia, aunque sí es cierto que Samsung ha puesto especial atención en el motor de audio de sus teléfonos desde el Galaxy Note 4, ofreciendo una calidad muy buena y con latencias bajísimas en caso de utilizarlos como interfaz de sonido con instrumentos.

Conectividad

El Samsung Galaxy S7 Edge viene equipado con un módulo de comunicaciones que soporta redes 3G (obviamente) y LTE de categoría 9, lo que se traduce en velocidades de descarga de hasta 450 Mbps y 50 Mbps de subida.

Además de esto, también tenemos Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Wi-Fi Direct, Bluetooth v4.2 LE, NFC, GPS con soporte A-GPS, GLONASS y MicroUSB. Esto último nos pilló a todos un poco por sorpresa, puesto que ya son muchas las marcas que están echando mano del ya conocido USB Tipo-C.

Batería

Si bien con la batería del Galaxy S6 se nos quedó el culo un poco torcido debido a su baja capacidad y a su dudosa autonomía, en el Galaxy S7, Samsung ha enmendado el error implementando una batería de 3.600 mAh cuya autonomía es más que óptima, haciendo que podamos estirar un sola carga durante todo un día entero haciendo un uso intensivo del teléfono.

Valga como ejemplo de ello las pruebas que realicé con el juego Marvel: Future Fight, el cual puede bajarse hasta un 15% de la batería de mi LG G4 en tan solo 20 minutos, cuando con el Galaxy S7, en el mismo tiempo, tan solo había consumido un ridículo 4%, además de que el S7 apenas se calienta jugando a este juego, mientras que el G4 llega a temperaturas peligrosamente altas.

No obstante, debo decir que durante las dos primeras semanas la batería rendía de maravilla, hasta que un día empezó a descargarse de manera alarmante. Esto me llamó mucho la atención porque no había instalado nada nuevo ni había tocado nada en la configuración. Cuando eché mano de las estadísticas de la batería, veo que la aplicación de Facebook se comía, ella solita, el 79% de la batería, lo cual me llevó llevó a desinstalarla y a acceder a dicha red social a través del navegador.

Software

El Samsung Galaxy S7 Edge viene con Android 6.0 Marshmallow de serie y como no, con la nueva versión de TouchWiz UX de Samsung como interfaz de usuario. Una interfaz que ha ido mejorando mucho con el tiempo y que en esta última versión nos trae algunas novedades bastante interesantes como por ejemplo Game Launcher, una implementación orientada a los más jugones y gracias a la cual podremos:

  • Bloquear los botones capacitivos para evitar accionarlos por toques involuntarios
  • Bloquear las notificaciones para que no aparezcan en la pantalla y nos molesten
  • Hacer una captura de pantalla en imagen
  • Capturar nuestra partida en vídeo y compartirla
  • Acceder a los vídeos más destacados de YouTube realcionados con los juegos que tengamos instalados

Estas opciones las tendremos disponibles en la pantalla de cualquier juego por medio de un botón flotante naranja que aparecerá en uno de los laterales de la pantalla y que, al pulsarlo, nos mostrará esas opciones.

Además, conforme vayamos instalando juegos, estos aparecerán, de manera automática, recopilados en una carpeta del escritorio llamada Game Launcher.

También tenemos disponible el reciente gestor de recursos Smart Manager, desde el que podemos controlar la cantidad de memoria RAM ocupada, liberar espacio del almacenamiento interno, controlar el consumo de batería y acceder a un sistema de protección del teléfono basado en la capa de seguridad Knox de Samsung.

Otra característica interesante es que Smart Switch, la app que nos permite transferir contenidos y configuraciones de nuestro viejo smartphone al Galaxy S7, viene embebida en el menú de ajustes, por lo que no nos será necesario descargarla. A esto hay que sumarle que, en la caja del Galaxy S7, nos viene un adaptador OTG que nos permitirá conectar el S7 a otro smartphone (por cable) para realizar esta operación.

Aunque las utilidades de este adaptador no terminan ahí, ya que por medio del cable, podremos usar otro móvil para cargar la batería del S7 y viceversa. Igualmente, nos serviría para conectar un pendrive y copiar cosas en él o desde él o bien para reproducir contenidos desde dicha unidad de almacenamiento. Aunque sin duda alguna, la utilidad que más gracia me ha hecho a mi es la de poder conectar el receptor de un teclado y ratón inalámbrico. Esto lo podréis ver en el vídeo de la review que hay al final de este post.

Por otra parte, seguimos teniendo acceso a la tienda de temas de Samsung, donde podemos descargarnos diseños de la interfaz para tener nuestro S7 un poco más personalizado. De hecho, ahora encontramos una categoría nueva de temas basados en la función AOD (Always On Display) y que nos mostrarán la info de la pantalla AOD acorde al diseño del tema.

Para los más escépticos con la función AOD, os diré que en el Galaxy S7 apenas consume batería, por no decir que es inapreciable, puesto que toda la pantalla está en negro y tan solo nos muestra la fecha, hora, estado de la batería y puede que algún detalle de diseño. Esto se debe a que en las pantallas AMOLED, un pixel negro es un pixel apagado, por lo que no consume energía.

En el caso del Samsung Galaxy S7 Edge, en uno de los laterales curvos de la pantalla veremos una pestaña que sobresale desde el marco y que, al deslizarla hacia el centro de la pantalla, nos mostrará varias opciones:

  • Accesos directos a aplicaciones favoritas
  • Accesos directos a contactos favoritos
  • Widget lateral del tiempo
  • Brújula

Igualmente, cuando tengamos algún evento del tipo llamadas perdidas, SMS sin leer o notificaciones de la agenda, también veremos pestañas de distintos colores saliendo del lateral.

Una función curiosa y que no se había visto hasta ahora en los móviles de Samsung, es el identificador de llamadas. Esto hace que cuando realicemos o recibamos una llamada de un número que no está en nuestra lista de contactos, el teléfono tratará de recuperar la identidad de ese número. Yo me di cuenta de esto el día que llamé a la peluquería a la que suelo ir (de la cual nunca me acuerdo de guardar el número). El tema es que hice la llamada teniendo los auriculares puestos y al encender la pantalla durante la llamada, vi que aparecía el número de teléfono y justo encima el nombre del titular de la línea.

Diseño y construcción

Parece ser que Samsung ha dado en el clavo con el diseño. Es la primera vez que vemos que repiten línea de diseño. Han mantenido la estética de los S6 y la han pulido. En el caso del S7 Edge han tenido el acierto de redondear los laterales del cristal trasero (al estilo Galaxy Note 5) y afinar el marco, lo que le da un perfil muy redondeado, suave y agradable en la mano.

Otro acierto ha sido el de darle el acabado gota de agua a la pantalla por la parte superior e inferior, de manera que al llegar a estos bordes, el cristal adquiere una ligera curvatura que suaviza mucho la forma.

Todo esto montado sobre un cuerpo hecho de una aleación de aluminio de alta densidad, mucho más rígido que el empleado en otras marcas, lo cual se remata cuando vemos que el Galaxy S7 cuenta con certificación IP68, lo que se traduce en que podremos sumergirlo en agua hasta a 1’5 m durante 30 minutos. Cabe destacar que la pantalla es perfectamente manejable estando mojada y con los dedos mojados. Eso sí, sumergido olvidaos de utilizarlo fluidamente.

Conclusiones

El Samsung Galaxy S7 Edge me ha encantado. Su diseño entra por los ojos, el rendimiento deja boquiabierto y algunas de sus características como la cámara o la autonomía de la batería, terminan de convencerte de que te encuentras ante el mejor smartphone que ha salido en lo que va de 2016.

Puede que su precio sea algo elevado, pero la calidad de este terminal está muy por encima de lo que hemos conocido hasta la fecha de Samsung y también de sus competidores.

Review en vídeo

Galería de imágenes

Samsung Galaxy S7 Edge

Samsung Galaxy S7 Edge
9

Diseño

10/10

    Rendimiento

    10/10

      Autonomía

      9/10

        Cámara

        10/10

          Precio

          7/10

            Pros

            • Potencia
            • Diseño mejorado
            • Batería
            • Cámara
            • No se calienta

            Cons

            • Precio
            • Fragilidad ante impactos
            • Sin USB Tipo-C
            Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

            3 Comentarios

            Deja un comentario