USB-Tipo C: ¿Qué es?

A muchos nos ha pasado que hemos llegado a tener problemas con el conector de nuestro smartphone o tablet debido a que no entra a la primera o a que la pestaña que hay en el medio del MicroUSB se acaba deteriorando con el tiempo, cosa que suele acabar en un disgusto por tener que mandar nuestro dispositivo al servicio técnico durante un mínimo de una semana y con todos los inconvenientes que ello conlleva.

Por suerte, hay héroes anónimos que no dejan de trabajar para mejorar nuestras vidas, aunque sea con cosas tan nimias como simplificar este tipo de conectores. Y como últimamente se habla mucho del USB Tipo-C y mucha gente no tiene claro lo que es, os dejo una breve explicación al respecto y sus posibles usos.

USB Tipo-C: el conector estándar reversible a prueba de torpes

Desde mediados del año pasado son unos cuantos los fabricantes que han empezado a lanzar dispositivos equipados con un nuevo tipo de conector de carga y transferencia de datos. Se trata del que se conoce como USB Type-C o Tipo-C en castellano.

La principal característica del USB Tipo-C es que da igual como lo insertemos, acertaremos siempre, ya que es reversible y entrará en el conector en cualquier posición que lo pongamos.

En mi caso, tengo una tablet Asus ZenPad S 8.0, la cual equipa este conector, aunque en el mercado ya podéis encontrar otros dispositivos que lo utilizan, como el conocido smartphone OnePlus 2 o los modelos más recientes lanzados por Google, el Nexus 5X y el Nexus 6P, entre otros.

Sin embargo, debemos tener en cuenta los siguientes factores:

  • USB Tipo-C no implica USB 3.1
  • USB Tipo-C es tan solo el formato del conector, la tecnología implementada podría ser, perfectamente, la del USB 2.0
  • Es retrocompatible, por lo que únicamente necesitaremos un adaptador de Tipo-C al formato que utilice nuestro dispositivo

Es decir, la nomenclatura Tipo-C tan solo hace alusión a un modelo de utilidad, sin afectar a la velocidad de carga/transferencia, por lo que podremos encontrar distintas variantes de este conector, como las que empleen el protocolo USB 2.0 o el USB 3.0 (USB 3.1 de primera generación), y otros que usen el USB 3.1 (USB 3.1 de segunda generación).

No obstante, sí es cierto que si se implementan las tecnologías o protocolos más recientes, el USB Tipo-C puede llegar a tasas de transferencia y velocidades de carga mucho más altas que el actual MicroUSB.

Sea como sea, se acabó eso de romper el cargador por intentar conectarlo a oscuras o con prisas, el USB Tipo-C nos va a resolver muchos problemas.

Creador de smartphonesworld.es, apasionado de las nuevas tecnologías, usuario de Android, fotógrafo amateur, diseñador gráfico, filmmaker, músico, devorador de cómics, sarcástico empedernido, insomne profesional y soñador a tiempo completo con un punto de vista distinto.

Deja un comentario